Los diez principios para patrocinar (Parte I)

multinivel, mlm, redes de mercadeoExisten dos maneras de patrocinar personas a tu negocio multinivel… La primera es ofrecérselo a todas las personas que puedas encontrarte en el camino, esperando que ellas tengan la suficiente bondad, cortesía o paciencia para escucharte.

Yo conozco esta técnica como la “emboscada”. Es duro para el prospecto que no se lo espera y también será duro para ti, ya que la tasa de rechazo ante la “sorpresa” es bastante alta. Y esto se debe a que das la sensación de intentar favorecer solo tus propios intereses convenciendo a los demás para que consideren tu oportunidad de negocio.

La segunda manera de hacerlo consiste en decidir de antemano a quién le ofrecerás la oportunidad y determinar previamente las razones de por qué esta persona pudiera estar interesada en la oferta. Cuando abordas a personas que tengan la disposición correcta para el negocio, verán que tu consideras genuinamente que tienes algo bueno para ofrecerles.

¿Se vincularán al negocio? Tal vez sí, tal vez no. Son muchos los factores que incidirán en la decisión que tomen tus prospectos. Lo único que podrás controlar es la calidad de tu presentación, no la manera como responden las personas.

Ahora bien….Seguramente podrás obtener mejores resultados si entiendes y adoptas los siguientes principios vitales para vincular a más personas a tu proyecto.

Principio número uno. Satisfaga una necesidad

Dedica el 80% de tu tiempo en analizar y aprender sobre las ambiciones, experiencias, personalidad, circunstancias y prioridades de tus prospectos, con esto lograrás evitar desperdiciar tu tiempo en personas que no apliquen o no estén interesados en tu proyecto. Así el otro 20% de tu tiempo podrás dedicarlo a hablar con esas personas que si aplican y hacerlo de forma eficaz. ES TOTALMENTE FALSO QUE TODAS LAS PERSONAS APLICAN PARA DESARROLLAR ESTE TIPO DE NEGOCIOS.

Principio número dos. Duplícate

La forma de hacer que tu negocio crezca rápidamente se logra alcanzando al mayor número de personas posible. Cuantas más personas abordés, más personas se unirán con rapidez a tu causa para ayudarte a construir tu organización.

Imagína que deseas tener a mil personas dentro de tu organización. ¿Que tal si vinculas a una persona por mes? ¿Cuánto tiempo te tomaría vincular a mil? Te tomaría 83 años, Ufffff

¿Pero que hay si vinculas a una persona por semana? Estarás ocupado, pero en no menos de 20 años lograrás tus objetivos.

Pero, ¿Qué hay si enseñas a cada persona que auspicias a que ella también vincule a otros, y cada uno en la linea logran hacer lo mismo siguiendo un sistema de trabajo. ¿Cuanto tiempo te tomaría? Solo 10 meses, fantástico ¿verdad?

Si quieres construir tu organización rápidamente, tu sistema para vincular personas a tu proyecto tiene que ser fácil de aprender, de recordar y de repetir. Si deseas hacerse duplicable, no puedes darte el lujo de hacer cosas que otros no puedan copiar.

Principio número tres. Cuanto más hables, menos escucharán ellos

Las palabras no convencen a las personas para que compren sus productos o aprovechen la oportunidad de negocio que le brindas. Cuanto más tiempo pases hablándoles, menos te escucharán ellos a ti. Y cuanto  más rápido hables, mayor impresión de desespero estar´s dando.

La gente es como el agua…solemos ir por la ruta más fácil. Cualquier complicación, cualquier detalle innecesario, les da la oportunidad de excusarse y decir: “No, no en este momento”. No hagas que tu mensaje sea denso, hazlo fácil para que tus prospectos la decisión positiva manteniendo tu mensaje fácil y sencillo de captar.

Si tu mensaje es claro, tus socios también podrán mantenerlo intacto para el beneficio de las personas que ellos vinculan. Ser breve requiere de disciplina y de práctica, pero realmente funciona.

Principio número cuatro. No se trata de ti

Cuando se trata de promover tu proyecto multinivel, este debe estar a disposición de tus prospectos. La agenda de ellos siempre será diferente a la tuya, al mismo tiempo que será diferente a la del prospecto que hablaste ayer.

Una sola medida no vale para todas las tallas. Usted tendrá que abordar cada llamada , cada cita, cada entrevista y cada presentación, desde la propia perspectiva del prospecto. Darle el coñazo al prospecto con la visión del fundador o con la misión de la compañía hará que se pierdan oportunidades valiosas de vincularlos al negocio.

El tiempo para hablar de los detalles es durante el entrenamiento. Ese es el momento en el que usted debe conectarse a sus prospectos y en el que ellos también deben conectarse a usted, y la mejor manera es demostrando un interés genuino en la vida de tu prospecto.

Principio número cinco. La emoción tiene más peso que la lógica

La gente está más motivada por la emoción que por la lógica. Los seres humanos solemos basar nuestras decisiones en los sentimientos, los cuales luego justificamos con razones. Si tu enfoque es demasiado teórico, racional o seco, alejarás a la gente. La convicción y la pasión inspirarán a tus prospectos.

Si hasta el momento lo que has podido leer te ha parecido interesante, entonces no dejes de leer la segunda parte de Los Diez Principios para patrocinar Efectivamente (Parte II)